Imprenta digital y futuro

La imprenta digital representa un ahorro significativo en costos y tiempos de producción. Las nuevas técnicas digitales han beneficiado a las grandes editoriales, las que ahora ofrecen tanto libros impresos como digitales.

Los beneficios que traen los procesos tecnológicos a la industria del libro y la impresión en general son varios. Entre estos podemos nombrar:

  • Reimpresión. Las posibles nuevas impresiones ven reducido sus costes, además, es posible reimprimir libros con gran demanda en poco tiempo.
  • Inversiones eficientes. Con la impresión digital, las tiradas cortas pueden llegar a ser rentables, al contrario de la impresión regular, que pueden resultar en tiradas voluminosas de libros no rentables.
  • Textos universales en cuestión de segundos. Gracias a este avance tecnológico, es posible utilizar formatos universales, como el PUB o el PDF, para democratizar la lectura y la llegada de la información. A la vez, es posible enviar los manuscritos vía correo electrónico, copiar y pegar textos, intervenirlos o corregirlos de manera inteligente.

Internet ha redefinido en gran parte lo que significa ‘el papel’. Hoy por hoy, se habla de papel electrónico, en el cual la prensa escrita, los medios de comunicación y cualquier otro medio de comunicación publican periódicamente sin la necesidad de acudir al formato físico.

Asimismo, los dispositivos móviles como celulares y tabletas, permiten la adquisición de libros de forma inmediata, reduciendo los costes asociados de acopio y distribución, además de ser ecológicamente sustentables.

En este formato digital es posible encontrar toda clase de libros, desde los clásicos hasta libros de escritores independientes que buscan este formato para llegar a más lectores. Gracias a eso, se ha logrado democratizar aún más la creación de textos, libros, novelas, cuentos, relatos o cualquier tipo de obra escrita.

Esta fue siempre la idea de la imprenta tecnológica y digital, que más escritores y creadores de material pudieran dar a conocer su trabajo, a la vez que los lectores puedan adquirir conocimiento con un solo clic del mouse.

Como dijo un escritor por ahí: “La gente tiene la biblioteca de Alejandría en sus bolsillos”. Y parece que es verdad y que nada más cierto se ha sido dicho jamás. El conocimiento y gran parte de los libros que alguna vez han sido publicados, están hoy día en formato digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *